¿Qué es el delito contra la intimidad?

¿Qué es el delito contra la intimidad?

Antes de hablar del delito contra la intimidad, tenemos que conocer los derechos que tenemos al honor, la buena reputación, la intimidad personal y familiar.

Derechos que tenemos

La constitución de varios países dice que toda persona tiene derecho al honor y a la buena reputación, a la intimidad personal y familiar, así como a la voz y a la imagen propia.

Empecemos por el honor y la buena reputación, ¿De que estamos hablando?

La honra es la buena opinión que uno tiene de si mismo, adquiridas sobre el merito propio.

La buena reputación es el reconocimiento social, de esos méritos propios.

Luego la constitución, extiende su reconocimiento a la intimidad personal y familiar, esto quiere decir que todo ser humano tiene derecho a tener reserva sobre algunas partes de su vida, reconociendo le una dignidad especial, frente a si mismo y frente a los demás.

Esta vida privada esta protegida por la ley, y toda persona tiene derecho a que ni el estado ni la sociedad, puedan inmiscuirse en ella, si su libre consentimiento, esta libertad protege determinadas decisiones, sobre la propia salud, la vida sexual, la educación costumbres y otros asuntos personales o familiares, que se quiere permanezcan fuera de la voz publica.

Toda persona tiene derecho a la voz y a la imagen propia, este derecho se reconoce y se amplia en el código civil, en donde expresamente señala, que la imagen y la voz de una persona, no pueden ser aprovechadas sin autorización expresa de ella, salvo que exista notoriedad en la persona por el cargo que desempeña, o por hechos de importancia o de interés publico.

Dos restricciones al derecho a la intimidad.

1.-La primera, en la persona, es una persona que es reconocida por la sociedad, pues entonces su derecho a la intimidad, sufrirá alguna disminución.

El funcionario publico por ejemplo, esta sometido a un mayor nivel de escrutinio social sobre su función, que el que tiene un trabajador privado

2.-La segunda restricción, se esta vinculando al interés publico, se trata de hechos de importancia para el publico en general o asuntos de dominio privado, estas preguntas son importantes, porque como hemos visto en este articulo, el derecho al honor, a la buena reputación, a la intimidad, voz e imagen, puede colisionar con el derecho a la libertad de información.

Toda persona afectada por informaciones inexactas o agraviada en cualquier medio de comunicación social, tiene derecho a que estas se rectifiquen, de forma gratuita, inmediata y proporcional, sin prejuicios a las responsabilidades de leyes.

Entonces ademas del derecho a la rectificación por un agravio u una información inexacta, la constitución lo remite a la responsabilidades de ley que pueden ser civiles o penales.

Los delitos contra el honor y los delitos contra la intimidad, son de acción privada y decir solo cabe denuncia de la persona que se siente agraviada, tal vez uno de los mas conocidos de los delitos contra el honor es el de difamación, en este caso se atribuye a una persona, un hecho, una cualidad o una conducta que puede perjudicar su honor y reputación.

En algunos casos, no en todos, si el autor puede probar la veracidad de sus dichos, no habrá delito

En el caso del delito contra la intimidad

Se prohíbe la observación, escucha o registro por cualquier medio de la vida personal o familiar, así mismo se pena el uso de archivos computarizados que contengan datos sobre convicciones personales o otros aspectos de la vida intima

Hay que preguntarse en un mundo cada vez mas interconectado y con mayor cantidad de información personal en la web ¿es posible proteger la intimidad personal en estos registros que son privados pero a los que se puede tener fácil acceso?

Una regla a recordar es que si nosotros revelamos públicamente, lo que para nosotros es intimo, estamos perdiendo el derecho de la protección constitucional.

Si nosotros autorizamos con nuestros hechos y conductas la intromisión de terceras personas, en nuestra vida intima familiar o sentimental o exponemos nuestra propia imagen a extraños esto puede tener consecuencias lamentables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *