Saltar al contenido

¿Qué es la extinción de condominio?

marzo 27, 2019

La extinción de condominio es un término que se utiliza en el ámbito jurídico y se da generalmente cuando una pareja ha adquirido una vivienda en común y a la hora de separarse, uno de ellos cede su parte. Por lo general suele ser el hombre quien la entrega para el bienestar de sus sucesores.

Existen muchos casos en donde, al no haber hijos de por medio, creen más convenientes realizar la venta del inmueble ante la situación del divorcio, que no solo se trata de un trámite incordiante sino que también es muy costoso.

La extinción de condominio se encuentra abalada por el Código Civil, más precisamente por los artículos 400 y 406 del mismo. También se puede encontrar esta acción con el nombre de división del proindiviso.

Encontrar una vivienda con más de un propietario es algo muy normal, mucho de los casos se dan cuando la pareja es recién casada y ha decidido invertir sus ahorros en su futuro hogar, sin pensar que el día de dividir bienes llegaría.

Función de la extinción de condominio

La función que cumple la extinción de condominio es que la vivienda ya no sea un bien común entre las dos partes, las cuales firmaran un contrato en donde se pacta quien queda siendo propietario absoluto del bien inmueble, los términos pertenecientes al acuerdo y cuál sería el precio del mismo.

Ventajas y desventajas de la extinción

Uno de los beneficios que otorga este régimen es el de ahorrar los impuestos que conlleva la compra venta de una casa.

Realizando la extinción solo se llevara a cabo el gasto de los Impuestos de Actos Jurídicos Documentados y los honorarios del notario encargado de llevar adelante este trámite. Siendo esto una gran ventaja ya que no generaría gastos tributarios como si lo seria en caso de que se efectuara la venta del inmueble.

Una de las desventajas es que si bien deja de ser propietario en común de la vivienda, no dejara de ser deudor ante la entidad financiera.

Extinción del condominio en inmueble hipotecado

En el caso que existiera una hipoteca sobre la casa, las partes deberán comunicarse con el banco para evitar problemas a futuro. Si bien el inmueble pasa a nombre de uno solo, la deuda con el banco seguiría correspondiendo a ambas partes. Una de las soluciones más apropiadas seria solicitar al banco una novación del préstamo, lo cual significa que se genere un nuevo préstamo a la parte propietaria absoluta.

Doble venta y la venta de cosa ajena